El Agente 007 jugando fútbol en una fotografía emblemática
El notable actor estuvo a nada de ser futbolista profesional, pero declinó la oferta de los 'Diablos Rojos'

Sean Connery, el Manchester United y una decisión inteligente

Destacados
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafcha
Abraham Afcha I Twitter: @abrahamafchasábado, 31 de octubre de 2020

El mundo del entretenimiento le dijo adiós este sabado al actor escocés Sean Connery, icono del cine que será siempre recordado por ser el primero que interpretó al extravagante  James Bond, pero que guarda una historia fascinante con el fútbol de elite, al que se dio el lujo de rechazar.

Connery murió a los 90 años y dejó un gran legado en el mundo del cine, no solo por su papel como el Agente 007, sino también por protagonizar otras joyas como la tercera parte de Indiana Jones o Los Intocables de Eliot Ness. Sin duda, un exitoso actor que cuando la vida le obligó a tomar una decisión, escogió la correcta.

Al británico se le recordará por su trabajo como actor, pero hubo un momento en el que Sean Connery pudo no llegar a ser lo que fue y en el que el fútbol estuvo a punto de privarnos de sus notables dotes en la gran pantalla

Un NO que todos agradecen

Connery fue un amante confeso del fútbol, deporte que jugó por varios años y en el que se destacaba como centrodelantero, gracias a su buena envergadura física. Por eso, cuando tenía 23 años y militaba en el humilde Bonnyrigg Rose Athletic, equipo fundado en 1881, el Manchester United se fijó en él luego de un partido entre ambos equipos y le hizo una oferta a través del ojeador Matt Busby, quien pertenecia a la gerencia de los ‘Diablos Rojos’ en los años 50.

La potencia y fuerza del atacante de 1.90m llamó la atención de Busby y cuenta la historia que este se acercó a él para ofrecerle un contrato como profesional, en el que ganaría unas 25 libras por semana. El escocés estuvo analizó la opción y estuvo muy tentado a tomarla, pero al final terminó rechazándola.

“Comprendí que un futbolista de alta competencia ya empezaba su decadencia a los 30 años y yo tenía 23”, contó en una oportunidad Connery, ya con el legado de James Bond y otras tantas películas establecido. “Decidí ser actor, y esa resultó ser de mis decisiones más inteligentes”, resaltó el emblemático 007.

Sean Connery con el equipo Bonnyrigg Rose de Escocia.

Connery pudo ser un futbolista profesional e incluso pudo llegar a formar parte de los «Busty Babes», la generación de jugadores que reclutó este notable entrenador y que le dio al Manchester United los títulos de la Premier League de las temporadas 1955-56 y 1956-57. Sin embargo, todo pasa por una razón.

El interesante centro delantero dejó las canchas, se dedicó a la actuación y el resto es historia conocida. El fútbol perdió a un jugador, pero el mundo ganó al primer James Bond, quien protagonizó siete películas de la saga, y quedó en el recuerdo como el mejor Agente 007 que tuvo el personaje creado por Ian Fleming. Un intercambio en el que todos ganaron.