Mijail Avilés, capitán de Independiente.
Los jugadores de Independiente Petrolero exigieron la presencia de la presidenta para hablar sobre asuntos internos no solucionados

Un día dramático en Sucre: de protestar en la mañana a entrenar en la tarde

Independiente de Sucre
Jonatán Burgos | Twitter: @JonaBurgos_96
Jonatán Burgos | Twitter: @JonaBurgos_96miércoles, 22 de septiembre de 2021

Cuando las cosas parecían indicar que todo iba bien en el club Independiente Petrolero, los jugadores del plantel, quienes exigían la presencia de la presidenta Jenny Montaño, decidieron no entrenar en la mañana de hoy por problemas internos que los mismos jugadores no quisieron especificar.

Ya en la tarde, apareció Montaño para hablar con los jugadores y el problema quedó solucionado. El equipo decidió volver a los entrenamientos en la tarde y enfocarse en el partido que tiene mañana contra Wilstermann.

Una mañana sin entrenamiento

A la cabeza de Mijail Avilés, capitán del equipo, Independiente Petrolero decidió no hacer su jornada de prácticas. Las razones principales: ausencia de la dirigencia en los entrenamientos e incertidumbre respecto a problemas internos que no quedaron solucionados.

«(La decisión de no entrenar es) Un tema interno dentro de plantel y dirigencia que no llegamos a una solución. Estamos esperando a que se apersone la presidenta. Llevamos tiempo que no la vemos. No sabemos en qué hemos quedado en muchas cosas que pasan dentro del plantel que no lo hacemos público porque los resultados nos acompañan (…). Ya llega un punto en el que todo pasa los límites y todos decidimos que no hay otra manera de hacer sentir en verdad nuestros descontento para que venga la dirigencia, pero como vimos no aparecen», señaló Avilés, quien no quiso especificar si con problemas internos se refería a impago de sueldos u otro asunto concreto.

Uno de los entrenamientos de Independiente de Sucre.

Para complementar sobre el problema de la falta de contacto con la dirigencia, el jugador nacido en Caracas, Venezuela, señaló los objetivos que tiene el club en esta gestión.

«Nosotros queremos meternos en la Libertadores, ser campeones, pero queremos que la dirigencia también esté con nosotros de nuestro lado», aseguró el venezolano.

La tarde de la solución

La noticia de no entrenar del plantel de Independiente llegó a oídos de la presidenta Jenny Montaño, quien en la tarde convocó a una reunión con todo el equipo. En ella, la máxima dirigente llegó a un acuerdo (no expresado públicamente) con los jugadores. Esto hizo que tanto Avilés como el resto de los futbolistas decidan compensar en la tarde el entrenamiento que no hicieron en la mañana.

Sobre el problema expresado por los jugadores, la presidenta de Independiente dijo lo siguiente:

«Ha sido un malentendido que tal vez no se ha podido hablar con los muchachos. Son situaciones internas que se están llevando siempre por el bien del club y bien para ellos. Nosotros tenemos que estar seguros de lo que vamos a hacer y vamos a hablar (…). Acabo de hablar con Mijaíl Avilés y David Enrique Díaz. Ellos están con las ganas de ir a sacar un  buen resultado a Cochabamba y, Dios mediante, va a ser así». 

Jenny Montaño, presidenta de Independiente.

Más tarde se supo que los jugadores acordaron con la dirigencia el cobro de bonos económicos por el buen rendimiento que está teniendo el equipo en el torneo. También se concertó la entrega de un premio adicional por clasificar a un torneo internacional.

«Ellos tienen la tranquilidad de que lo que han buscado se ha conseguido y lo que yo me he comprometido se va a cumplir», aseguró Montaño.

En la mañana de este jueves, a las 08:00, el plantel de Independiente Petrolero viajará a Cochabamba para jugar frente a Wilstermann. El partido empezará a las 19:30 en el Estadio Félix Capriles.